ASUS ROG Maximus VIII Extreme

Pusimos a prueba el mother de gama alta que tiene la firma disponible para Skylake en Argentina. Con más fases y un panel externo para OC, además de su soporte para Quad SLI y CrossFireX, se posiciona como una apuesta tentadora para los jugadores extremos.

Seguimos testeando las diferentes líneas de motherboards para la Sexta Generación de Intel que tiene Asus en Argentina. Esta vez, el turno fue delROG Maximus VII Extreme, un equipo preparado para grandes rangos de OC, con herramientas específicas para este nicho; y un diseño acorde para el público gamer.

Este mother ofrece PCI-E 16X para colocar hasta tres placas gráficas en simultáneo; soporte DDR4 hasta 3866 (OC); puertos USB 3.0 y 3.1 Tipo A y C; 16 fases de alimentación, slot M.2; tecnología de sonido SupremeFX y 8 conexiones SATA 3.

Packaging

Como toda la línea ROG, este equipo viene colocado en una caja roja con la insignia de ASUS Republic of Gamer; además de la tapa cobertora con bisagra que permite su apertura para mostrar el contenido de la misma. Por supuesto, en el packaging encontramos todas las tecnologías que ofrece el mother y muchos detalles sobre él.

Al hablar de una apuesta de gama alta, la firma pone una gran variedad de accesorios como complemento: chapa trasera para proteger el panel (con terminaciones acolchonadas y nombre para conectores); manual de instrucciones y guía rápida; CD con drivers; 8 cables SATA; adaptador para panel OC; dos puentes SLI y antena Wifi 802.11 3×3.

Primera mirada

Mother.jpg

Una parte relevante de esta edición son sus robustos disipadores, tanto en la zona norte como sur.

El Maximus VIII Extreme ofrece un interesante diseño con factor forma E-ATX (30.5cm x 27.2 cm), mostrando en su estructura un PCB de color negro y detalles con el rojo característico de la línea ROG. A su vez, como pueden ver en la foto, el diseño se complementa con el gris que adhieren los dos disipadores topes de gama para su refrigeración. Estos son de tamaño considerable, y resguardan también las 16 fases de alimentación y el chipset Z170.

Sobre el PCB también su ubican los componentes personalizados como Chokes (son un 75% más eficientes y permeables); Mosfet con una capacidad de 50A; y condensadores 10K Metal Black que ofrecen una 5 veces más duración y soportan más temperatura (70º). Esto se complementa con la tecnología Extreme Engine Digi+ y, para mejorar la estabilidad del sistema, la firma coloca un conector de 8 + 4 sobre la zona cercana al procesador.

A la derecha de su parte superior, además de posar el clásico botón rojo de encendido físico y, más abajo, el de RESET junto a los de CMOS, Mem OK, swift para activar el modo LN2, Debug LED, RESET de BIOS, etc.; la firma ubica las ranuras de RAM DDR4 con gran margen de OC hasta 3866 MHz.

El equipo permite configurar el perfil XMP 2.0 de las RAM desde el BIOS.

El equipo permite configurar el perfil XMP 2.0 de las RAM desde el BIOS.

Metiéndonos un poco más en este tema, es importante destacar su soporte de hasta 64 GB en Dual Channel (compatible con el perfil XMP 2.0 de Intel). A su costado también vemos dos conectores para los USB 3.0 frontales y, más abajo, un gran disipador para cuidar el puente sur.

Además del soporte de RAM y demás cuestiones, que no trae muchos cambios con el Maximus VIII Ranger, el Extreme se pone interesante en el apartado de PCI-E que trae. Entre sus conexiones viene con 3 slots PCI-E x16 3.0 (compatible con la tecnología 4 Way SLI de Nvidia y CrossFireX de AMD); 1 conector PCI-E 16X (modo 4x) y 2 conexiones PCI-E x1.

Pero, ¿cuántas tarjetas podremos poner? Para que entienda mejor, el Extreme de ASUS admite una tarjeta con velocidad X16, dos tarjetas con hasta X8 y tres tarjetas en formato x8/x4/x4. Un dato extra para tener en cuenta, es que, estos zócalos, pueden ser encendidos y apagados desde un botón físico en la parte superior.

El apartado de almacenamiento también es interesante ya que, a diferencia de otros modelos, la firma ha puesto una gran variedad de conexiones SATA III; pero sumó una sola salida M.2.

En lo que respecta a SATA vemos 8 conexiones de 6 GB/s, con dos SATA Express de 10 GB/s; de las cuales 6 de ellas usan la comunicación del chipset Z170 y, los dos restantes, se alimentan de la controladora ASMedia ASM1061. Por otro lado, suman un puerto U.2.

Como ASUS sabe que el sonido es importante, este apartado también está muy completo. Al igual que otras versiones de este mobo, colocan la tecnología SupremeFX 2015 con un convertidor analógico ESS ES9023P (DAC) y tecnología HyperStream; además de condensadores Nichicon y un pre- amplificador de auriculares 2Vrms. Esto se nutre del sistema Sonic SenseAmp, el cual detecta automáticamente y optimiza cualquier auricular en el rango de 32 hasta los 600 ohmios. Esto aglutina en mejor sonido y menos distorsión.

Además de los clásicos conectores USB 3.0, el modelo suma los 3.1 del Tipo A y C, algo que no todos los modelos para Skylake incoirporan.

Además de los clásicos conectores USB 3.0, el modelo suma los 3.1 del Tipo A y C, algo que no todos los modelos para Skylake incoirporan.

El panel trasero de Extreme no deja nada que desear: ubican un botón físico flashback para el bios y uno para el Clear CMOS (ideal para resetear el mobo a fábrica); y se acompaña de 4 USB 3.0, 3 USB 3.1 del tipo A (Rojos) y 3.1 Tipo C (el chiquito); 1 x LAN Gigabit, cconexión Wifi 802.11 AC; y un puerto PS/2 para teclado o ratón (ideal para conectar mouse que no sean USB, para generar menos consumo en sesiones de OC). También están las clásicas salidas/entradas de audio digital (con enchapado en oro para mejor la conductividad y el sonido).

A su vez, este panel trae dos salidas de video para aprovechar la integrada de los Intel Skylake. Deteniéndonos un poco en ellas, es importante remarcar que, si bien estamos ante un mother de gama alta, no tenemos las últimas versiones de HDMI y DisplayPort.

En el caso de la primera salida, versión 1.4b, es importante decir que soporta video hasta 4096 × 2160 píxeles (24 imágenes por segundo) o de 3840 × 2160 a (30 imágenes por segundo). Hubiese estado bueno encontrar una versión 2.0, la cual llega a mostrar 4K a 50/60; soportando también hasta 32 canales de audio.

La antena Wifi 802.11 AC 3X3 es de amplio rango y admite transferencias que llegan hasta 1300 Mbps. Se conecta al panel trasero del mobo.

La antena Wifi 802.11 AC 3X3 es de amplio rango y admite transferencias que llegan hasta 1300 Mbps. Se conecta al panel trasero del mobo.

El equipo trae dos accesorios bastantes interesantes para la movida Gamer y OC. Por un lado, además de incluir la placa de red Intel I219-V (está preparada para GameFirst y LANGuard), ofrece una inalámbrica Wifi 802.11 AC 3X3, con capacidad de transferencia de 1300 Mbps y una conexión Bluetooth V4.0.

Por otro lado, para los interesados en el overclock, trae un OC Panel externo (también se puede ajustar a la bahía frontal de 5.5” del gabinete, con un soporte que está incluido), ideal para realizar tareas extremas de OC. Éste muestra datos claves, control de la temperatura y RATIO, velocidad de los coolers, los MHz del CPU y el BCLK. También da información de alerta en el caso de que haya problemas.

Pruebas sintéticas y en gaming

Métricas de testeo con CineBench y un i5 6600 NO K a 3.5 MHz. Vemos que esta edición supera a gran parte de la familia ROG.

Métricas de testeo con CineBench y un i5 6600 NO K a 3.5 MHz. Vemos que esta edición supera a gran parte de la familia ROG.

Si bien este es un equipo que se banca mucho OC, debido a sus componentes y la suma de sus fases, en nuestro caso lo hemos testeado con un i5 6000 “NO K” el cual no admite un gran rango de overclock. El rendimiento del micro con un leve OC de 300 MHz entregó una puntuación de 7.02 puntos, mientras que, con el Maximus VIII Ranger, el mismo chip registró 7 puntos.

En la prueba de gaming, usando la Intel 530 que trae el 6000, corrimos algunos juegos en calidad baja, sin filtros y a 1080p, y fue muy bien: Battlefield 4 a 33 FPS; Dota 2 o LoL, a 60 FPS.

Por otro lado, al sumar una VGA dedicada como la GTX 980 Reference de NVIDIA, usando el PCI -E de 16X, Crisys 3 (calidad ultra y 1080p) funcionó a tasas de 48 FPS, BF4 a 120 FPS, Dark Souls 3 a 60 FPS y Tomb Raider 2013 a 161 FPS.

Software y BIOS

Al igual que otras ediciones, ASUS ofrece sistemas como AI Suite III dentro de su lista de aplicaciones dedicadas: se incluyen algunas interesantes como Dual Intelligent Proccesors para mejorar el overclock, regular ventiladores y fases; y setear perfiles de OC. En este lugar también podremos pasar del modo turbo al modo silencioso. También, tenemos GameFirst III, la app para priorizar el uso de la red en juegos; y un agregado para controlar la placa de red wi-fi.

La app deja elegir perfiles para mejorar la performance, el rendimiento y el ruido del equipo.

La app deja elegir perfiles para mejorar la performance, el rendimiento y el ruido del equipo.

En lo que respecta a BIOS no tenemos cambios significativos. Si bien está adaptado a la interfaz UEFI BIOS, ofrece de forma sencillas y pre-configurado los presets de OC, prioridades y selector de discos, control de temperatura y opción de sumar el perfil XMP para las RAM.

Conclusiones

El Asus Maximus VIII Extreme es la opción más potente que ha traído la firma a nuestras manos, el cual funciona de manera eficiente con la Sexta Generación de Intel. Sin embargo, no es para cualquier usuario, sino para aquellos que realmente lo destinen a una máquina de gama alta gama y usen todas sus herramientas y accesorios.

Para esto el equipo trae un diseño y componentes trabajados a medida; con más fases y disipación; y se acompaña de las características más buscadas:  USB 3.0 y 3.1 (Tipo A y C), puertos SATA-E y SATA 3, puerto M.2 y U.2; y compatibilidad con varias GPU en simultáneo. En lo que respecta a rendimiento y precio, esto va en gusto y bolsillo: $13.000 en Argentina, y US$ 500 en USA.

Características

  • Socket: LGA 1151Chipset: Intel Z170
  • Memoria: DDR4. 4 zócalos h/64 GB
  • Expansión: 4 PCIe x16, 2PCIe x1
  • Almacenamiento: 8 SATA 6G, 1 M.2, 2 SATA Express
  • Conectividad: LAN, Wi-FI, USB 3.0, 3.1 y Type – C.
  • Formato: E-ATX

Precio: US$ 500 (EE.UU.)

Pros

  • Variedad de puertos SATA 6GB
  • USB Type-C con velocidad 3.1
  • Estética y disipación
  • Botón físico de encendido y perillas de encendido y apagado de PCIE
  • Rendimiento en OC y procesamiento
  • Rendimiento en gaming
  • Varios accesorios para OC

Contras

  • No trae HDMI 2.0
  • Precio

Be the first to comment on "ASUS ROG Maximus VIII Extreme"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*